Marcelo De Bellis

El actor de Casados con Hijos en una entrevista que revela su relación con el automóvil

¿Cuál fue tu primer auto?

Fue un Dodge 1500 bordó, modelo ‘73. Tenía la radio AM y FM y como no tenía estéreo, llevaba el grabador con pilas para usarlo en la “trampera” con la niña de turno.

¿Cuál es auto que más recordás?

Es el que tengo ahora: un Peugeot 206 XT full. Me encanta porque le puse más guita encima de lo que sale el auto: caños Sillen, tapizados de cuero, pedalera, alerón, antenas, zócalos. Hasta le puse faroles negros adelante y atrás. ¡Es una bola negra! Mis amigos me insisten par que lo cambie pero a mí me encanta como lo tengo. Le habré puesto 15 lucas encima.

¿Qué auto te gustaría tener?

Siempre fui obsesivo con los BMW. Me encanta el nuevo 323i y negro, ese cortito de 4 puertas, con baúl recortado. Espero poder cumplir ese sueño pronto.

¿Sos obsesivo para cuidar el auto?

Tuve mi etapa. Lo lavaba tres o cuatro veces por semana cuando grababa en Pol-Ka. Cuando trabajaba en “El Champan las pone mimosas”, tuve actores vecinos de otros espectáculos, como Mariano Iúdica, que me escupían el auto por lo limpio que lo tenía. (Risas)

Explicación sociológica

¿Qué te molesta de los argentinos cuando manejan?

Debe haber alguna explicación sociológica: cómo se convierte el ser humano arriba de un coche, estás con una persona que duda al cruzar y ya la están insultando. Te voy a dar el nombre de otro actor, Diego Pérez, se convierte en una cosa asesina arriba del coche. Y eso que es el ser más manso que te puedas imaginar. Hay mucha agresión en la calle y eso me jode.

¿También sos así cuando manejas?

Soy muy tranquilo. Manejo a velocidad media y a veces me gusta correr un poquito en la ruta.

Imagino que tenés muchas anécdotas por contar…

Una vez (no sé si puedo contarlo…) una chica nos paró a nosotros como si fuéramos un taxi. Hablaba raro, medo francés. La conversación era muy extraña, parece que tenía alguna sustancia encima, y de repente abre la puerta y se tira con el coche en movimiento. Menos mal que estábamos arrancando en un semáforo. También tengo otra mas linda: era compañero de Diego Pérez cuando estudiábamos teatro. Los dos teníamos un Dodge 1500 cuando nos íbamos a la noche a la casa de cada uno, poníamos el coche al lado del otro para repasar la letra mientras manejábamos despacio unas 40 cuadras. ¡No sabés como nos puteaban!

¿Qué consejos les darías a los argentinos para conducir mejor?

Primero deberían tener el auto en condiciones. Revisar el líquido de frenos, cinturón de seguridad, etc. Luego aplicar todas las normas. A veces no tenemos conciencia de lo que es andar a 110km/h y chocar a esa velocidad, cuando tenés poco margen de frenado. Por eso somos uno de los países líderes en accidentes de tránsito. Lamentablemente es así. Hay que tomar conciencia de que el auto es un arma, pero que sea un medio para salir a pasear o para hacer pinta.


Ser más severos

¿Te parece bien la nueva implementación de quitarles puntos a los conductores?

Me parece perfecto. También debería haber multas más severas como semáforos en rojo y otros vivos que tapan las patentes con los CD. Si es necesario, habría que hacer lo que se aplica en Europa: sacarle el registro de por vida según la infracción. Es la única manera de revertirlo. Se aprende por conciencia y no por dolor.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.