Los mismos de siempre

Los mayores fabricantes de autopartes del mundo podrían emular año a año su lugar en el olimpo prácticamente sin modificaciones de fuste. Ésta es una de las principales conclusiones del informe anual y el ranking global que elabora el magazine especializado Automotive News.

Los ingresos combinados de las 10 mayores compañías subieron a 315.440 millones de dólares durante el año pasado. Una ganancia respetable, aunque modesta, de poco menos de 8 por ciento de la temporada anterior. Sin embargo, bajo la superficie es una historia diferente.

El desarrollo a marchas forzadas de las tecnologías, las diferentes estrategias para encausarlas y las internas de sala de juntas han enturbiado el mercado internacional de proveedores el año pasado. Las adquisiciones y sus derivados, incluso, llegaron a modificar nombres y las mismas identidades corporativas de varias compañías, mientras los proveedores a nivel mundial analizan el futuro inmediato de la industria automotriz para repensar el papel que podrían desempeñar de cara a los cambios de paradigma hacia el coche autónomo y qué repuestos y gadgets de la tecnología van a necesitar inventar
para jugarlo. Detrás de escena, el mercado proyectó los cambios que agitaron la industria en los últimos meses.

Los players mueven ficha

Robert Bosch: el Nª1 del ranking, el más grande proveedor de piezas de repuesto y gigante tecnológico alemán, lanzó un centro de desarrollo de Inteligencia Artificial para estar a la vanguardia también del desarrollo de esas habilidades y herramientas. Al mismo tiempo, Bosch consolidó sus unidades de propulsión tradicionales, abandonó los negocios de generadores y burros de arranque y declaró su interés en convertirse en un proveedor de “servicios de movilidad conectados”.

Lear: el Nº 8 del ranking hace inmersión en las tecnologías de electrónica avanzada a través de las adquisiciones de compañías como la israelí EXO Technologies, desarrolladora de GPS. La búsqueda de Lear está orientada a elevar su negocio principal de larga data de asientos hacia el segmento de sistemas inteligentes que puedan anticipar las condiciones de rastreo y personalizar el espacio de cabina de los vehículos del futuro.

Adient: desde el 11º lugar de las posiciones, el fabricante de asientos ahora ha lanzado Adient Aerospace, una empresa conjunta con Boeing para desarrollar y producir asientos para aviones en Kaiserslautern, Alemania, en busca de un nuevo mercado cuyo valor se estima en 6.000 millones de dólares para el año 2026.

Yanfeng: el proveedor chino, Nº 16 en el ranking, se está moviendo rápidamente en Norteamérica y Europa. Como subsidiaria de Huayu Automotive Systems Co. que es pertenece a la corporación Shanghai Automotive Industry Corp., la firma ha crecido rápidamente en Estados Unidos a través de su unidad de Interiores Automotrices Yanfeng. En ese momento, Yanfeng preveía unos ingresos de 10.000 millones de dólares. Aunque las ventas en Estados Unidos disminuyeron ligeramente, la compañía cerró el año 2017 con ventas globales de más de 14.000 millones de dólares.

Toyota Boshoku: Toyota Boshoku llegó al 17º puesto en el ranking siguiendo un plan de negocios que requiere productos avanzados y un mayor número de desarrollos I+D hasta el 2030. El año pasado, la empresa presentó un plástico patentado de alta resistencia al impacto con el que espera producir nuevos componentes interiores y exteriores, así como superficies para bienes de consumo, como el equipaje. Otras ideas futuristas estaban contenidas en su reciente car concept, Moox. Entre ellas, ventanas de vehículos que pueden cambiar de color para mostrar el estado de ánimo del conductor.

JTEKT: Desde el Nº 18 lugar en el ranking, el proveedor japonés de dirección y rodamientos de baja velocidad se encontró con cambios significativos el año pasado. La firma adquirió la empresa india Sona Koyo Steering Systems y luego inició la adquisición del proveedor de columnas de dirección Fuji Kiko Co. JTEKT, que tiene múltiples operaciones en Norteamérica, también inauguró una planta en Marruecos en un intento por aumentar los volúmenes en el norte de África y Europa.

Thyssenkrupp: para la empresa alemana proveedora de acero y componentes estructurales, Nº 19 de la lista, últimamente las cosas han sido delicadas respecto su futuro. Un acuerdo multimillonario propuesto para combinar sus operaciones siderúrgicas en Europa con Tata Steel ha despertado las críticas tanto de sus activistas sindicales como de la industria ganadera, que reclaman cambios en la gestión.

Aptiv: hubo un tiempo en el que Delphi Automotive fabricaba piezas que iban desde bujías de encendido hasta cinturones de seguridad. Aptiv, las operaciones de Delphi, recientemente rebautizadas, menos el negocio de Delphi Technologies, está elaborando una nueva estrategia de posicionamiento en el mercado. El año pasado la firma gastó 400 millones de dólares para adquirir nuTonomy, un desarrollador de software para vehículos autónomos en Boston. Ahora ha puesto al servicio de Lyft en Las Vegas un conjunto de coches autopropulsados, con la intención de expandir el programa a otras ciudades.

Magnetti Marelli: el fallecido CEO de Fiat Chrysler Automobiles, Sergio Marchionne, había aceptado la idea de vender el negocio de componentes globales de la automotriz italiana. Finalmente, el proveedor de iluminación y piezas de motor Magneti Marelli (28 en el ranking) fue vendido a la compañía japonesa de componentes para el automóvil Calsonic Kansei (Nº 29 en el ranking) en una operación por valor de 6.200 millones de euros que está previsto que se cierre en el primer semestre de este año. La nueva alianza operará bajo el nombre de Magneti Marelli CK y mantendrá su sede en Corbetta (Italia). La firma japonesa indicó en un comunicado que la fusión entre las dos firmas creará la séptima compañía en el mercado de componentes del sector del automóvil a nivel global, con unos ingresos anuales de unos 15.200 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.